Sesión Extraordinaria de Abril 2019

Ayer celebramos una sesión extraordinaria.

La finalidad era hacer discursos, que por la cantidad y agenda, se estaban quedando rezagados.

Esto es lo que se pretendía, y se consiguió.

Pero …
… pero es que además pudimos asistir a una sesión fuera de lo común.

Me gustaría destacar especialmente:

  • El nivel de cada uno de los participantes, era especialmente visible en los que llevaban más discursos. Y que por lo tanto habíamos podido ver la evolución.
  • El nivel de los que comienzan, sobretodo el objetivo al que apuntan. No se conforman con salir y hablar, desde el primer momento quieren convencer y emocionar.
  • La superación y los recursos. Hubo compañeros que no parecían los mismos, para bien. Y otros que mostraron destellos de increíble habilidad y potencial. Tenemos herramientas, ahora solo hay que quitar lo que las esconde.
  • El momento de reflexión dentro del club, de camaradería, casi diría íntimo entre nosotros.
  • Las buenas noticias y expectativas que se nos presentan y las ganas de acometerlas.

Y de esta sesión aprendí lo importante que es estar con gente inquieta, que se supera cada día, porque te enseña y obliga a superarte a ti mismo.

Está bien, a la vez que es necesario, que el día que expones vayas a la sesión. Pero es muy educativo asistir a sesiones en las que incluso no se tiene un rol o este no es relevante.

Observar la evolución de un compañero, ver sus recursos y habilidades y preguntarle cómo ha pasado de su anterior discurso al que acabas de escuchar es muy educativo.
¡Esto lo tenemos que repetir más veces!